El aislamiento social, la depresión o el estrés, principales consecuencias de la pérdida de audición

0

 

La pérdida de audición, conocida como hipoacusia y que puede ser leve, moderada, grave o profunda, puede provocar problemas de aislamiento social, depresión, ansiedad y estrés en las personas afectadas.

 

El apoyo de personas cercanas resulta fundamental para aquellas que padecen hipoacusia, pues se sientan más respaldadas y eso les anima a dar el primer paso para buscar solución a su problema auditivo.

1.500 millones de personas en el mundo viven con algún grado de pérdida de auditiva, de las cuales unos 430 millones necesitan rehabilitación.

La pérdida de audición

La pérdida de audición, conocida como hipoacusia y que puede ser leve, moderada, grave o profunda, puede provocar problemas de aislamiento social, depresión, ansiedad y estrés en las personas afectadas. Así, una revisión de estudios destaca como este problema de dificultad auditiva se asocia con la soledad y el aislamiento social, lo que puede tener implicaciones para la salud cognitiva y psicosocial.  Expertos de Oticon, líder tecnológico en desarrollo de audífonos, advierten del papel que puede jugar la pérdida auditiva en la calidad de vida. “La pérdida de audición puede desencadenar importantes problemas añadidos que afectan a la calidad de vida de las personas que la sufren, por ello contar con el apoyo de la familia y amigos, además de realizar revisiones periódicas en un centro auditivo o con un profesional de la audición, será fundamental a la hora de hacerlos frente”, declara José Luis Blanco, jefe de Audiología de Oticon.

Más de 1.500 millones de personas en el mundo viven con algún grado de pérdida auditiva, de las cuales unos 430 millones necesitan ayuda para su rehabilitación, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por eso, y para concienciar a aquellas personas que tienen contacto con alguien que padece pérdida de audición, Oticon explica los efectos que puede tener esta pérdida en cada uno de los ámbitos de la vida del paciente.

En el trabajo

Las personas que padecen pérdida auditiva suelen enfrentarse a diversos obstáculos en su entorno laboral. Estos trabajadores con problemas auditivos tienen dificultades para desenvolverse en las situaciones sociales conflictivas que suelen ocurrir en el entorno laboral, es decir, la falta de audición hace que sea más frecuente cometer errores, además de ser víctimas de abuso o mobbing provocando el aislamiento y haciendo que el individuo deje de socializar e incluso abandonar.

Con la familia

El papel de la familia es fundamental en esta etapa, tanto para aceptar que la persona tiene pérdida auditiva como para la adaptación. Contar con el apoyo de nuestros convivientes o familiares aumenta las posibilidades de gestionar este problema auditivo, como motivar a las personas afectadas a sentirse más respaldados y comprendidos.

Contando con la confianza, para mejorar aún más las relaciones entre la persona afectada y los familiares, es recomendable que tanto la persona afectada como su entorno tengan y reciban la misma información sobre el problema. De esta forma, se fortalecerá la comprensión y se reforzará el aprendizaje entre ambos y hará que la situación sea más fácil de solucionar.

En el día a día con amigos y conocidos

En el ámbito de las parejas, amigos y conocidos, para que el individuo reciba la ayuda que necesita, es necesario que reconozca su pérdida de audición, así no se producirá falta de comunicación y frustración en su entorno más cercano.

Es imprescindible la comunicación abierta tanto con nuestros seres queridos como con compañeros de trabajo y amigos, de esta forma, será más sencillo ayudar a aquellas personas que tienen este problema.

Soluciones para la pérdida de audición

Los audífonos son un gran aliado para la gente que padece pérdida de audición, no solamente proporcionan audibilidad al usuario de los mismos, sino que procesa la señal para destacarla sobre el ruido mientras mantiene los sonidos fuertes a niveles confortables. Es fundamental que la decisión de utilizar un audífono se tome de la mano del profesional, quien informará al paciente sobre los distintos tipos de audífonos disponibles y le ayudará a elegir el modelo más adecuado, teniendo en cuenta su tipo de hipoacusia, sus necesidades y su estilo de vida.

Oticon ofrece soluciones como Oticon More, el audífono que ha revolucionado la industria al ser el primero en incorporar una red neuronal profunda, una tecnología que emula la forma en la que el cerebro procesa los sonidos. Ahora, ha ampliado su porfolio con novedades como el cargador portátil SmartCharger, Oticon MyMusic para facilitar la escucha de música a personas con pérdida auditiva y un nuevo formato miniRITE T para aquellos usuarios que opten por el uso de pilas desechables en su audífono.

“Ayudar a las personas a evitar las múltiples consecuencias de la pérdida auditiva no tratada o tratada de manera inadecuada es siempre una de nuestras prioridades, ya que nos esforzamos por crear audífonos que cambien la vida de las personas y que les permitan vivir la vida al máximo sin miedo a sentirse rechazados”, declara José Luis Blanco, jefe de Audiología de Oticon.

Leave A Reply